La Asociación Andaluza de Comercio Electrónico lanza una campaña para combatir el spam

La Comisión de Protección de Datos en Andalucía de la Asociación Andaluza de Comercio Electrónico (ANDCE) ha lanzado una campaña con el objetivo de reducir el ‘spam’ –correo no deseado– en la comunidad autónoma y ofrecer consejos para controlarlo.

Según ha informado ANDCE, los últimos datos aportados por la Memoria anual 2010 de la Agencia Española de Protección de Datos, las resoluciones sancionadoras en materia de spam a nivel nacional se incrementaron un 27 por ciento, hasta alcanzar los 46 procedimientos sancionadores en el 2010, de los que el 6,5 por ciento corresponden a procedimientos en Andalucía. Aseguran que del 2009 al 2010, los procedimientos sancionadores sobre spam en Andalucía se han logrado reducir un 40 por ciento, gracias a la mayor concienciación de las empresas para evitar ser sancionadas y que el envío de mensajes comerciales o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica sin el consentimiento previo está prohibido por la legislación española, por la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.

La campaña de la Comisión de Protección de Datos de Andalucía se basa en una serie de acciones como informar a ciudadanos y empresas sobre los perjuicios de este tipo de comunicaciones electrónicas tanto para quien las recibe, por la pérdida de tiempo que produce, como para quien las envía, por el riesgo a ser sancionado con multas de elevada cuantía por la AEPD. El presidente de la Asociación Andaluza de Comercio Electrónico y miembro de la Comisión de la Protección de Datos, Pedro Rodríguez López de Lemus explica que “actualmente se denomina spam o correo basura a todo tipo de comunicación no solicitada, realizada por vía electrónica y esta conducta es particularmente grave cuando se realiza en forma masiva”. “Desde la Comisión estamos trabajando por asesorar a los interesados sobre sus derechos y obligaciones ante la recepción de spam y para ello, lo mejor es denunciarlo ante la Agencia Española de Protección de Datos, algo bastante sencillo, y que no requiere gasto ni pérdida de tiempo, todos salimos ganando con ello”, asegura Pedro Rodríguez López de Lemus.

NOTICIA EUROPA PRESS