Los profesionales piden su asiento en Protección de Datos

El ciudadano no maneja mucha información sobre la normativa de protección de datos, pero está crecientemente preocupado por la salvaguarda de la privacidad. Esta es la opinión del nuevo presidente de la Asociación Profesional de la Privacidad, el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia, Ricard Martínez. Creada en 2009, entre sus objetivos figura trasladar a la sociedad los valores de la defensa de la privacidad y mejorar su conocimiento.

Entre las tareas pendientes de la nueva directiva está la inclusión de un representante de los profesionales en el Consejo de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). “En el citado Consejo, por razones históricas, figura, por ejemplo, un miembro de la Real Academia de la Historia y no están los profesionales del sector”, comenta.

Martínez considera que el cumplimiento por parte de las empresas de la normativa de protección de datos que podía verse como un gasto superfluo es considerado cada vez más como vital. “Las empresas tienen cada vez procesos más intensivos en la gestión de documentos y necesitan procedimientos que garanticen su salvaguarda. La aparición de informes médicos en un basurero puede dañar gravemente el prestigio de la firma que se descuidó”.

Una de las preocupaciones de la asociación es la actividad de algunas empresas dedicadas a cursos formativos subvencionados que ofrecen a las pymes el asesoramiento gratis de su gestión de los datos. “Lo hacen a cambio de que la empresa firme un documento que acredite que sus empleados han recibido una formación que no se les ha dado. Se trata de un empleo fraudulento de fondos públicos”.

Ricard Martínez preside una nueva junta con tres vicepresidentes (Belén Cardona, Renato Aquilino y Cecilia Álvarez) y entre cuyos vocales está Natalia Martos, directora de Privacidad del Grupo PRISA, y que anteriormente lo fue de Tuenti.

NOTICIA