Meter irregularmente a un cliente en la lista de morosos pasa

a un deudor de forma irregular en una lista de morosos supone una infracción en materia de Protección de Datos y una intromisión en el honor.